miércoles, 21 de diciembre de 2011

Charcutería El Seco: Años de tradición familiar (VI Parte)

El panorama actual.

Antonio, actual propietario de Charcutería El Seco.
En la actualidad, producto de la crisis económica, la incertidumbre toca a la puerta de Antonio y su familia, como es natural para todos los empresarios gallegos.  Sin embargo, se puede contemplar mucho ánimo en la conservación del negocio, el replanteamiento de expectativas de negocio, y una fuerte inclinación por encontrar la manera de darle sostenibilidad al negocio, que a través de los años ha dado a la familia originaria de Meside una calidad de vida estable.
Pienso que el actual escenario socioeconómico ha proporcionado nuevas herramientas al propietario para responder y plantearse al mismo tiempo preguntas acerca del futuro.  Es así como aprendemos y mejoramos nuestra capacidad de respuesta!  Definitivamente, observando la actitud reflexiva de Antonio, puedo notar el resultado no solo de su formación, sino del cumulo de experiencias de aprendizaje a lo largo de su vida, yo lo llamaría la sabiduría que nace de las decisiones tomadas en los distintos momentos de nuestro paso por la vida.
“Y es que el negocio no tiene porque convertirse en un tema ajeno a la vida de quien emprende, el negocio es la vida, es el estilo de vida de quien día a día construye con esfuerzos, renuncias y sacrificios, su futuro y el de su familia.”
¿Quieres emprender? Pues piensa primero sobre la base de valores que deseas hacerlo, el dinero y el respaldo no son las únicas herramientas para desarrollar un negocio, ambos son el cuerpo, el alma de tu negocio va más allá, constituye aquello que te sostendrá en los momentos de adversidad y hará más fecundo tu aprendizaje.

Charcutería El Seco: Años de tradición familiar ( V Parte)

Gestión del éxito de Charcutería el Seco.
El esfuerzo de motivar y heredar a los hijos el sentido de pertenencia al negocio, ha dado como resultado, jóvenes dispuestos a trabajar y a aportar ideas innovadoras, fruto de la formación obtenida y el crecimiento personal.  Es así, como el hijo de Antonio, quien atiende el establecimiento del área central, contribuye con nuevas ideas y conocimientos de posible aplicación.

Desde la época de los fundadores, se promovía como parte de la educación de los miembros de la familia, la economía en los gastos, y hasta ahora, Antonio cree firmemente en el principio del no vivir de la apariencia y gastar el dinero de forma inteligente, asegurando así el bienestar familiar y futuras inversiones.
 “No guardar el dinero que no es vuestro en el bolsillo, mandarlo a donde tenéis que mandar”, era uno de los consejos más pronunciados por el padre de Antonio, pues estaba convencido que era fácil engañarse con lo que no se tiene, es decir con dinero proveniente de préstamos o hipotecas.  Está reflexión es puesta en práctica hasta ahora por quienes ejercen el liderazgo de la empresa, consientes que ello les hace mantener los pies sobre la tierra.
La rápida adaptación al cambio ha sido desde sus orígenes, parte de de las políticas del negocio, y con ella, la especialización en la escogencia de los productos que se ponen a la venta; conformando así, dos de los puntos clave que han generado tanto la sostenibilidad como el crecimiento a la empresa familiar.
En la actualidad, nos cuenta Antonio, es muy difícil encontrar a personas dispuestas a trabajar, por lo que ha aumentado para él y su familia la carga de trabajo, ya que es preferible a tener empleados de dudosa confiabilidad y poco rendimiento. 

Mercado de Abastos, SC.
Frente a las grandes cadenas de alimentos y supermercados, la charcutería El Seco busca competir no en precio, sino en calidad, brindando de esta forma, productos frescos, naturales y de fuerte arraigo cultural.




Como podemos observar, la gestión del éxito empresarial para este negocio, es consecuencia de todo lo aprendido y conservado tras el paso generacional.  Si bien es cierto, que es necesario realizar cambios para adaptarse a los nuevos tiempos, también lo es, proteger los valores y estrategias básicas que han mantenido vivo un negocio, no se puede renunciar a ello.

Charcutería El Seco: Años de tradición familiar (IV Parte)

Desarrollo y expansión del negocio.
El fallecimiento  de Don Antonio, tuvo como consecuencia la partida de su esposa, Doña Concepción, a tan solo un año después;  acontecimiento que golpeó fuertemente a la familia.  Los padres de Antonio, tomaron el timón del negocio a partir de este momento, esforzándose por trasladar a sus hijos el valor que éste significaba para la familia.  Desde que se unió en matrimonio con Celia, hija del fundador, ella se convirtió en su mano derecha y juntos continuaron el legado de su padre.  Sin duda, fue su dedicación y empeño en el trabajo, los que transmitieron a sus hijos el apego al negocio; siendo así que Antonio, hijo de la feliz pareja y actual propietario, estudió hasta bachillerato, porque deseaba colaborar de lleno con su padre, cuenta que realizó el servicio militar muy joven para finalizarlo rápido y volver al negocio.
Charcutería El Seco, Plaza Roja, Santiago de Compostela.
En 1976 la familia inauguró un establecimiento en la plaza roja de Santiago, incorporándose al negocio Ana, hermana de Antonio.  Y en 1994 se abrió una tienda en el centro comercial Área Central, atendido actualmente por el hijo de Antonio, la cuarta generación.
Charcutería El Seco, Área Central, Santiago de Compostela.

Tras el fallecimiento de su padre, Antonio toma  el liderazgo del negocio familiar en Santiago de Compostela, asumiendo con ello, los contratiempos del momento; en nuestra conversación trae a su recuerdo los problemas derivados de la poca seriedad por parte de los productores, conducta observada desde alrededor de 12 años atrás;  ello ocasionaba serios problemas al momento de satisfacer al cliente, ya que no vislumbraba en ningún momento el bajar la calidad de sus productos en venta.

Charcutería El Seco: Años de tradición familiar (III Parte)

Historia familiar y vientos de cambio.
Coles, Ourense.
Los abuelos paternos de Antonio eran originarios de Barra de Miño, Coles, Ourense, y se dedicaban al igual que Don Antonio y Concepción, a la ganadería y carnicería.  Fue así como estas dos familias se conocieron en las famosas ferias de ganadería, cultivando una bonita amistad. Cuenta la historia familiar, que dicha relación dio como resultado, el matrimonio de dos de sus hijos, los padres de Antonio, quienes más tarde se hacen cargo de la charcutería.
Don Antonio tenía ya para esa época, negocios cárnicos distribuidos en Ourense y dos puestos de venta en el mercado de Santiago de Compostela; al notar dificultades en el negocio, pidió al padre de Antonio (actual propietario) se hiciera cargo de ambos establecimientos de venta, quien mostró mucha capacidad y  entereza dirigiendo el par de establecimientos.  
Con el negocio evolucionando y sus hijos mayores con empresas propias, Don Antonio y Doña Concepción sufren uno de los mayores problemas en la fábrica de embutidos, contrata a un contador, quien más tarde le roba de tal manera, que le hace perder la fábrica.  Es así, como sus buenos amigos de Barra de Miño, les tienden la mano, colaborándoles económicamente en la conservación del emprendimiento familiar.
Pese a estas vicisitudes, el ímpetu de Don Antonio y su esposa no declinó, más bien decidieron darle un giro completamente nuevo a su forma de hacer negocios; fue así, como iniciaron la compra-venta de ganado, desde ese momento, sus clientes se convirtieron en los mataderos de las regiones cercanas. El local del matadero fue conservado y es visitado por los propietarios hasta nuestros días.
Antonio recuerda y nos cuenta con mucho entusiasmo, cuando se participaba en las ferias ganaderas, ¡era toda una aventura cruzar el río Miño con el ganado!



Charcutería El Seco: Años de tradición familiar (II Parte)

Vida familiar: Pilar fundamental del negocio
La pareja originaria de la ciudad de Meside, constituía un matrimonio ejemplar, siempre unido y de buena comunicación.  Ambos recordados por su nieto, por su entusiasmo en el trabajo en equipo y su fuerte empeño en la educación de sus hijos.  Trajeron al mundo 12 hijos, afrontando el fallecimiento de uno de ellos y algunos accidentes que minaron la salud del fundador, dejándolo incluso en silla de ruedas; estos acontecimientos fortalecieron a la familia de Meside, que se caracterizaba por el fomento al amor al trabajo, y el aprendizaje de la vida cotidiana.  A pesar de las dificultades de salud, Don Antonio no perdió su capacidad de liderazgo, inyectando en cada momento, motivación y empuje a su esposa e hijos.
Antonio nos relata con sus palabras uno de los momentos más educativos en la familia de los fundadores.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Charcutería El Seco: Años de tradición familiar (I Parte)

Maside, cuna de un emprendimiento.

Maside, Ourense.

Cuenta la historia gallega, que en el noroeste ourensano y en pleno siglo XIII, se erigió una ciudad llamada Maside, famosa por su verdor natural,  y sus tierras que daban paso al camino real que conducía a Pontevedra. En esta pintoresca ciudad, nace en 1949 un emprendimiento: “La Charcutería el Seco”; negocio que en la actualidad es dirigido por Antonio, quien atiende una de sus tiendas en el mercado de Abastos. Muy cordial y familiar en el trato con sus clientes, el propietario desde tempranas horas de la mañana, les espera para despachar sus deliciosos jamones, chorizos, mortadelas, quesos, conservas, entre otros productos.
Es lunes a media mañana, cuando Antonio me recibe para conversar acerca del negocio y las generaciones que le anteceden, me llama la atención la serenidad y alegría con la que recuerda cada detalle de su historia, ligada en todo momento al negocio familiar.
La Charcutería el seco, fue fundada por Don Antonio y Doña Concepción, abuelos maternos de Antonio, actual propietario. Todo comenzó con un matadero, con el que se inició en la industria cárnica y fabricación de embutidos de cerdo; abasteciendo en un principio al mercado local y ofreciendo a los clientes productos del cerdo: carne salada, curada y fresca. 
Maside, Ourense.
La pareja empresaria decidió emprender únicamente con capital propio, ya que tenían como política el evitar cuanto fuera posible el recurrir al préstamo; sin embargo, cuando lo hacían, se convertía en prioridad la cancelación del mismo.  Cuenta Antonio que sus abuelos hicieron crecer el negocio, a pesar de no contar con estudios ni formación empresarial, como era natural en aquel tiempo en tierras gallegas.

Como era costumbre en Maside, la compra de productos cárnicos se hacía a diario, la gente llegaba a la tienda y compraba el producto que se encontraba colocado en mesas de madera, ya que en aquel entonces no había refrigerador ni en los negocios ni en casa. A pesar de ello, la carne no se perdía, debido al clima frío y al fuerte movimiento diario de las ventas. 
Entre los utensilios empleados en los orígenes se pueden mencionar: la chaira, que servía para afilar cuchillos, el machete, mesas de madera, entre otras, todos elaborados por la familia.

Un premio al emprendedor de ayer!

 
El premio Antares es otorgado a aquellas personas que han contribuido al desarrollo de la publicidad en El Salvador.  Se trata de la máxima distinción para pioneros, visionarios y forjadores de la publicidad en el país centroamericano. 
Es así como en el mes de octubre, la Asociación Salvadoreña de Agencias de Publicidad (ASAP) entregó el premio Antares 2011 al presidente de Telecorporación Salvadoreña (TCS), Don Boris Eserski.
En el siguiente video, apreciaremos la historia de cómo este precursor de la televisión salvadoreña inició su proyecto empresarial.

martes, 13 de diciembre de 2011

Definición PYME para la Unión Europea.


La nueva definición PYME, publicada en el 2006 por la Comisión Europea, es producto de un cambio de mentalidad, derivado del reconocimiento de la importancia  del tejido empresarial PYME para el desarrollo de la región; tanto que hoy en día, es considerado en los países miembros de la Unión Europea, como el motor de la economía y  fuente fundamental de puestos de trabajo, espíritu empresarial e innovación.  De ello,  deriva la necesidad de promover la competitividad y el empleo mediante una política de apoyo  PYME.

Esta  nueva definición, establece como criterios para determinarla: el cálculo de plantilla, volumen de negocios anual y el balance anual.   En el siguiente cuadro se presentan los umbrales establecidos para la clasificación de las empresas en microempresas, pequeñas y  medianas.





Fuente: Comisión Europea

 Según Günter Verheugen, Miembro de la Comisión Europea y responsable de Empresa e Industria en el año 2006, la nueva definición PYME, representa un gran paso hacia la consecución de un mejor entorno económico para las mismas, y es el resultado de una amplia consulta a las partes interesadas; lo cual, pone de manifiesto lo trascendental que es escuchar a las PYME en nuestros días.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Definición PYME para América Latina.


De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe. (2010), en América Latina existe una definición basada en la cantidad de ocupados por empresa y otra que utiliza las ventas como criterio para identificar el tamaño económico de las empresas.



Zevallos, Emilio. (2006), en su estudio sobre los obstáculos al desarrollo de las pequeñas y medianas empresas en América Latina, identifica como criterios a tomar en cuenta para su definición, el número de trabajadores, ventas, activos, así como combinaciones de varios de estos.

Es curioso observar que en algunos países latinoamericanos, se utiliza más de un criterio, mientras que otros, manejan varias definiciones a la vez, dependiendo de si la unidad económica es manufacturera, comercial o de servicios. Sin embargo, se ha detectado a nivel general que la variable más recurrente para definir los estratos empresariales es el empleo, o número de trabajadores.  A continuación se presentan algunos ejemplos sobre los aspectos tomados en cuenta para la definición de la microempresa, pequeña, mediana y gran empresa en América Latina.

PAISES
CRITERIOS
MICROEMPRESA
PEQUEÑA EMPRESA
MEDIANA EMPRESA
GRAN EMPRESA
ARGENTINA
Ventas
Hasta medio millón de pesos
Hasta 3 millones de pesos
Hasta 24 millones de pesos
Más de 24 millones de pesos
CHILE
Ventas
Hasta 2400 UF
Hasta 25 mil UF
Hasta 100 mil UF
Más de 100 mil UF
COLOMBIA
Empleo
Hasta 10 puntos
Hasta 50 puntos
Hasta 200 puntos
Más de 200 puntos
COSTA RICA
Empleo,
ventas
y activos
P ≤ 10
10 < P 35
35 < P ≤ 100
P >100
EL SALVADOR
Empleo
Hasta 4 trabajadores
Hasta 49 trabajadores
Hasta 99 trabajadores
Más de 99 trabajadores
PANAMÁ
Ingresos
Hasta 150 mil dólares
Hasta 1 millón de dólares
Hasta 2.5 millones de dólares
Más de 2.5 millones de dólares

Fuente: Zevallos, Emilio. (2006). Cuadernos de difusión, 11 (20), pág. 77

Es necesario aclarar, que la definición ejemplificada de Argentina es para manufactura, hay otras para comercio, servicios y ventas anuales. En el caso de Colombia, la tipificación se realiza de acuerdo a  la ley de la PYME, que establece un puntaje para la definición del tamaño de la empresa.  Este se obtiene de la ponderación de tres variables: el valor de las ventas anuales, el valor de los activos fijos y el personal promedio empleado; este puntaje se aplica de manera diferente para manufactura, comercio y servicios.  Asimismo, para El Salvador, aunque solo se toma en cuenta en este caso el empleo, también son considerados los activos al momento de establecer la definición.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Pequeña y mediana empresa: ¿De qué estamos hablando?



Las pequeñas y medianas empresas, constituyen hoy en día, la porción más representativa del tejido empresarial de cualquier territorio, nación o región; independientemente de sus niveles de desarrollo.  Este conglomerado de empresas, son producto de innumerables cambios socioeconómicos ocurridos a través de la historia, transformaciones que provocaron el surgimiento de nuevas formas de hacer empresa y de responder a las nuevas demandas del entorno. 
La mayoría de autores coinciden que la pequeña y mediana empresa, independientemente de su  tamaño, posee todos los elementos de una empresa tradicional, adecuándolos según su tipología y el medio en que se desarrolla.  Por lo cual, antes de adentrarse en el estudio de la pequeña y mediana empresa, se hace necesario establecer a qué nos referimos cuando hablamos de EMPRESA.
Una de las definiciones más actuales de este término, es la propuesta por la Unión Europea, entrada en vigor el 1 de enero del 2005, en la que considera empresa a toda entidad que ejerce una actividad económica, independientemente de su forma jurídica.  De esta forma, se reconocen como empresas a los trabajadores autónomos, las empresas familiares, las sociedades colectivas y las asociaciones que ejercen regularmente una actividad económica. 
Es importante mencionar que la decisión de formular una nueva definición de empresa en Europa, tuvo su origen en la necesidad de darle mayor importancia a las PYMES, al constatar su participación dinámica y protagónica en la economía.  Una muestra más del protagonismo inminente que estas juegan en la realidad de hoy.

LAS PYME DE HOY



En esta viñeta  pondremos sobre la mesa: información, cifras y experiencias sobre el mundo PYME de nuestros días, con el objeto de conocer y comprender su origen, desarrollo y el rol protagónico que juegan en la realidad de hoy.  Ahora las pequeñas y medianas empresas, constituyen uno de los temas centrales a nivel mundial. Investigadores, universidades, organismos internacionales y gobiernos unifican recursos, y los encausan a su estudio, reconociendo su trascendencia de cara al desarrollo.

lunes, 28 de noviembre de 2011

FLORES PEPITA: Emprendiendo entre productos del campo, flores y sonrisas (Parte 4)

Evaluando el pasado y la visión del futuro
Flores Pepita,  ha mostrado sus dotes de cambio según las necesidades del momento.  Sin embargo, María José trae a la memoria, algunas oportunidades de extender el negocio, y reconoce que debido al temor e incertidumbre no se emprendió un proyecto de expansión.  No obstante, el enfoque hacia la captación y buen servicio al cliente fué una de sus más grandes fortalezas.

El negocio actual que dirige María José, constituye para la familia y  sociedad, un legado de historia, valores familiares y un ejemplo vivo de esfuerzos, logros, retos y decisiones; cuyos frutos se traducen en bienestar familiar, objetivo heredado de la fundadora a las generaciones que le siguieron.
A pesar del escenario económico de nuestros días, María José continúa con el ánimo de mantener el negocio familiar, y agradece  el legado que ha recibido de su madre, empeñándose con entusiasmo y perseverancia en el trabajo diario. Manifiesta al mismo tiempo, una convicción fuerte hacia el crecimiento del proyecto emprendedor de la familia, y el deseo de entregar a las próximas generaciones, una base estable y dinámica, que asegure el desarrollo exitoso del mismo. 
Para nadie es novedad, la dura situación que viven las pequeñas y medianas empresas en casi todas las economías…Mantenerse es una aventura,  este es el reto actual de los que se encuentran tras las trincheras.  Creatividad, audacia, adelantarse a los cambios y formación, son algunos de los elementos necesarios y urgentes para vivir el día a día en este escenario sumamente competitivo.
Espero al leer esta historia de éxito, puedas descubrir la vida que hay detrás de un negocio, comprender el protagonismo y liderazgo de quien emprende, y lo decisivo que es el fomento de los valores familiares, ya que son los mismos que al trasladarse al dinamismo de la empresa, conforman la base de la cultura organizacional de la misma.

Si deseas contactar a María José, consultarle sobre su experiencia emprendedora y/o convertirte en uno de sus clientes, puedes escribirle a la siguiente dirección de correo electrónico:  floristeriapepita@gmail.com

FLORES PEPITA: Emprendiendo entre productos del campo, flores y sonrisas (Parte 3)

María José al timón del barco

Mª José Camino.
Como era habitual en todas las familias de aquel entonces, los hijos eran fieles colaboradores del negocio, por lo que María José, desde sus 12 años ayudaba a su madre al llegar de la escuela, ya sea en la atención al cliente, limpieza y orden del local; “los hijos viven el negocio”, me decía María José, haciendo remembranzas de aquella época.

Pasaron los años y María José contrajo matrimonio, teniendo que partir de Santiago, situación que no duró mucho tiempo, ya que Pepita, le pide que regresase a hacerse cargo de la florería.  Entre el cuido de un nieto y de su madre, Pepa había delegado parte de la responsabilidad del negocio a una empleada, quien no siendo buen elemento, perjudicó en gran medida el crecimiento del mismo.  Es en este contexto, en el que María José toma el timón del barco, iniciando con ello, la etapa de mayor transformación de Flores Pepita.

Sus dotes creativas, el gusto particular por las flores, y su destreza para trabajarlas, fueron sus herramientas para darle al negocio un toque innovador, desarrollando nuevos productos como arreglos florales, coronas, centros de mesa según ocasión.  Nos cuenta María José que fue un éxito total, ya que incursionó al ofrecer la flor como un producto para adornar el hogar, lo cual era novedoso y al mismo tiempo el concepto de regalo. 

La ventaja competitiva consistía en el precio y la variedad. Al mismo tiempo, se vendían productos complementarios, tales como, jarrones, piedras y lazos; lo cual le dio un plus al concepto de la empresa, realizándose también,  una mejora significativa a la imagen del negocio.

 De seno familiar emprendedor, María José contaba a la vez con el ejemplo de su padre, quien montó en sociedad con su hermano una tienda de tejidos.  Muy enérgica y con muchas experiencias de aprendizaje, se ha enfrentado con el paso del tiempo a diversas dificultades, como por ejemplo problemas familiares, discrepancias con la administración pública  y  la crisis económica actual que ha golpeado de forma generalizada a todos los empresarios españoles.  

FLORES PEPITA: Emprendiendo entre productos del campo, flores y sonrisas (Parte 2)

Un cambio que define el futuro del proyecto.
Josefa Botana (2ª Generación): "Abuela Pepa", vendiendo ya en la ubicación actual del negocio.

Como fiel colaboradora, Pepa, abuela de la actual propietaria del negocio, toma las riendas del proyecto cuando su madre no puede trabajar más, dando más tarde, un paso decisivo para el futuro de la empresa: La gestión de la esquina en donde se encuentra actualmente el negocio, local, que desde un principio, ella consideraba estratégico para captar más clientes.  Motivada con esta idea, reunió sus ahorros  y logró que la alcaldía le cediera el derecho de vender dentro del nuevo mercado de Abastos;  los pagos de impuestos, luz y agua, no eran molestos, ya que los beneficios obtenidos eran significativos, sobre todo el incremento de clientes, en ese entonces, vendía al hospital general de Galicia y al cuartel del ejército.

María José tiene un buen recuerdo de su abuela, destacando su espíritu trabajador, su profundo sentido de sacrificio por la familia, y su habilidad para hacer cuentas, a pesar de no haber recibido formación alguna.  Su hermana soltera le colaboraba con el cuido de sus hijos para que tuviese más tiempo que dedicar al negocio, logrando así con gran entereza, una calidad de vida familiar estable.


Pepa, iniciando la venta de flores.

Con el paso del tiempo, Pepa, dio protagonismo a Pepita, madre de María José, y fue en este momento, cuando empezó la diversificación, ofreciendo a los clientes no solo productos gallegos sino de otras ciudades como Valencia y Murcia. 


En esta etapa del negocio, se introduce la flor como producto, la cual fue ganando espacio en perjuicio de las frutas y verduras.  Y así, puestas en latas de membrillo, aceitunas y  de aceite de giralda, sobre cajas y tablas, las flores comenzaron a brillar como producto estrella del negocio.
Un hecho importante, es la situación respecto a los proveedores en ese momento, pues quienes comercializaban vegetales y frutas ya no debían recorrer grandes trayectos para comprarlos; los proveedores,  llegaban a la calle fuera del mercado de abastos a venderles sus productos, facilitando de esta forma el intercambio.  Pasado un tiempo, al establecerse relación directa entre el que cultivaba y vendía al por mayor, tiendas grandes y/o supermercados, la demanda se redujo considerablemente, empujando a Pepita a inclinarse por la venta de flores por completo, “ADAPTANDOSE AL CAMBIO”.

FLORES PEPITA: Emprendiendo entre productos del campo, flores y sonrisas (Parte 1)

Primeros pasos.
Mª José Camino, propietaria.

“Y muy temprano en la mañana, el Mercado de Abastos de Santiago de Compostela, se adorna con hermosas y coloridas flores.  Desde una esquina anuncian que el sol ha nacido, y con él, una oportunidad  más para sonreírle a la vida”



En efecto, María José, propietaria de Flores Pepita, comienza su mañana mostrando a sus clientes, la variedad de flores que pueden llevarse a su hogar.  Es así, como entre saludos y sonrisas para todo el que pasa por su negocio, me abre sus puertas para contarme su historia: los por qué de Flores Pepita.
El negocio familiar nace en Santiago de Compostela mucho tiempo atrás, siendo su bisabuela, Pilar Muíñoz (Mamá Pilar), la protagonista de esta historia, quien con recursos propios y con mucho esfuerzo dio inicio en aquel entonces este proyecto empresarial. 

Mª Josefa Fernández, (Pepita).  En el lugar que tenía destinado su madre para vender.

En su comienzo, la actividad del negocio consistía en vender productos de cosecha gallega como patatas, grelos, cebollas, entre otras verduras; el mercado era muy diferente, ya que no contaba con la actual infraestructura, por lo que los vendedores llegaban desde muy temprano con sus canastos a ubicarse en la calle.
Pepa, abuela de María José, relataba a sus hijos y nietos que en aquellos tiempos, los vendedores recorrían grandes distancias a pie para comprar la verdura y fruta, que luego traían a Santiago en canastos colocados en la cabeza.  Y comenzaba la venta!
¿Se imaginan?  Una florería comenzando entre verduras y frutas!  Es increíble, cuando das vida a un proyecto, no te imaginas las transformaciones que este tendrá en el camino.