miércoles, 20 de abril de 2011

Estrategia y Liderazgo en los orígenes de Diana

Los primeros años no fueron fáciles para los pioneros, Don Pablo tesak asumió la responsabilidad de la producción y Don Max Olano las ventas de la empresa, tarea que desempeñó muy bien a pesar que no era de su agrado, según cuentan personas que lo conocieron.
Don Max Olano era un joven muy tenaz, casado ya en esa época con Sonia Barrera, quien en 1959 daba la bienvenida a su hermano, Hugo Barrera de 21 años, quien recién llegaba de Cuba luego de pasar una larga temporada para ser atendido de una dolencia en la pierna.
Este joven no tenía ni idea del gran reto que le esperaba. Su cuñado Max Olano,  le pediría que fuese  su mano derecha a la cabeza de DIANA. En un inicio,  Hugo accedió pensando que trabajaría sólo por tres meses, en espera de dar continuidad a sus estudios de mercadeo, más no sabía que se quedaría para siempre.
Trabajó al lado de su cuñado y de Don Pablo Tesak, aprendiendo la labor de ventas y no pasó mucho tiempo para  que mostrara su vocación nata de vendedor, tanto así que motivado por hacer crecer a la empresa quitó los asientos traseros de su carro y lo llenó con productos para venderlos por el mismo. Más tarde echo andar la primera estrategia de comercialización para la pequeña empresa.

Fue así como Hugo Barrera decidió quedarse en DIANA, asumiendo el papel de gerente general hasta la fecha.

1 comentario:

  1. Interesante. No conocía esa historia. Moraleja: nunca dejaremos de conocer aptitudes en nosotros mismos, mientras aceptemos y enfrentemos todos los retos que se nos presenten.

    ResponderEliminar